Se acabó

Publicado julio 7, 2008 por pagafantas
Categorías: General

Tags: , ,

Por fin lo han conseguido todos aquellos que querían mi cabeza. A partir de hoy este blog dejará de actualizarse debido a los últimos acontecimientos. Son muchas las amenazas recibidas a través de los comentarios y de mi email, ya no puedo más. Creé este blog pensando que me serviría para desahogarme y entablar una amistad con vosotros pero no ha sido así. Tengo mi teléfono lleno de SMS amenazantes de algún troll que ha conseguido mi número, también he recibido llamadas que incluso amenazan a Raquel, en la puerta de mi casa he encontrado una pintada de alguien que ha averiguado donde vivo (seguramente, a través de la foto que puse). Ayer, incluso, vi como tres chicos me seguían y tuve que salir corriendo hasta refugiarme en un portal.

Así que lo mejor es dejarlo aquí. No puedo más, lo dejo. Fue bonito mientras duró ;_(
Agradezco el apoyo de los incondicionales y espero que nos volvamos a encontrar en el ciberespacio. Os prometo que volveré…

Clases particulares de Raquel

Publicado junio 25, 2008 por pagafantas
Categorías: General

Tags: , , , , ,

Tengo que reconocer que después de lo de Ana me quedé hecho polvo. Me sentí un poco decepcionado y humillado. Lo peor ha sido la vuelta a las clases de spining, donde, para mi sorpresa, me he encontrado con que Ana no me ha dirigido la palabra. He intentado hablar con ella, pero ha hecho como si no me escuchase y no me ha respondido. A veces tengo la sensación de que no sé tratar con las personas.

Como ya es costumbre, Raquel me ha prestado su hombro para llorar. Cuando le conté lo que me pasó ella supo darme aliento. Pasé el último fin de semana en su casa, a petición suya, para olvidarme un poco de la mala experiencia. Gracias a que tengo a Raquel todo es mucho más fácil.

Estos días que he pasado en casa de Raquel han sido muy fructíferos. Hemos hablado mucho y le he pedido algunos consejos. Ella me ha dicho que yo no hice nada mal en la cita, pero que debería darme cuenta que las chicas quieren algo más. A mí me gustaría saber qué es ese algo más y yo quisiera dárselo a la chica a la que quiera conquistar.

Le conté como fue la cita y como me abordó Ana cuando estábamos en el parque. Raquel me dijo que es normal, que las chicas ya no son como antes, que ahora quieren ir más rápido, así que decidimos recrear ese momento en el parque para analizar mi comportamiento y el de Ana, y de esta manera Raquel pudiera darme algúnconsejillo.

Yo me senté en el sofá con Raquel al lado haciendo de Ana. Ella empezó a ponerme caras de niña buena mientras me tocaba la pierna, cerca de la ingle.Rápidamente pasó la mano a mi paquete mientras se lanzó a besarme. Yo estaba sorprendido ante una recreación tan real de la situación y me quedé paralizado.

- ¡Juanito, es normal que la chica se enfade, te has quedado paralizado como un idiota! Deberías tomarte esto en serio y poner algo de tu parte sino quieres que te pase con otras chicas.

Después de esto intenté tomármelo como lo que era, una interpretación, nada más.

Raquel volvió a la posición inicial en la cual me metía la lengua hasta la campanilla mientras me acariciaba el paquete. Yo le seguí el rollo y puse mi lengua en funcionamiento mientras le metí mi mano por debajo de la blusa para acariciarle sus maravillosas tetas, a lo que ella respondió desabrochándose el sujetador. Ella tenía los pezones muy duros, parecía que se lo estaba tomando muy en serio. Yo, en cambio, no conseguía concentrarme y provoqué otro enfado de Raquel.

- ¡Juanito, no entiendo como no te estás empalmando, lo tuyo no es normal!

Tengo que reconocer que me costó bastante seguir con la interpretación, pero gracias a la naturalidad de Raquel todo es mas fácil. Ella comenzó adesabrocharme los botones del pantalón y me metió la mano por debajo del calzoncillo, ante lo cual reaccioné con una importante erección que ella me agradeció. Me dijo que estaba empezando a pensar que yo eragay y que así se quedaba mucho más tranquila. Mientras seguíamos con los besos y las caricias, Raquel paraba de vez en cuando para darme algunas directrices, como decirme que que tenía que hacer con la lengua, como tenía que acariciarle los pechos, cuando comenzar a besarla por el cuello, y por último, como saber cuando ir más allá. Me dijo que era algo difícil eso de saber cuando ir más allá, que hay muchas chicas que llegados a este punto no quieren nada más y otras que llegados a este punto quieren sexo completo. Me dijo que lo mejor sería esperar a que la chica tuviera la iniciativa de ese algo más.

Tras esta sesión teatral con Raquel, llegó la hora de parar. Raquel me comentó que estas clases deberían quedar entre nosotros y que no contase nada a nadie. Por supuesto que conmigo no hay problema y yo soy una tumba, jamás perjudicaría a Raquel con lo mucho que me ayuda. Nos vestimos y yo me fui a coger el autobús para ir a casa, con la satisfacción de que ahora estaba un poco más preparado para una cita.

Mi cita con Ana

Publicado junio 1, 2008 por pagafantas
Categorías: General

Tags: , , ,

Hace algunas semanas ya os hablé de Ana. Ella y yo habíamos entablado una relación amistosa tras el paso del tiempo en nuestras clases de spinning. Gracias a los consejos de mis amigas he ido acercándome cada día un poco más a ella. Por fin el otro día Ana me dijo que si quedábamos para cenar algo y yo le respondí que sí. De esta forma, este viernes hemos salido a cenar los dos juntos.

Ana es muy parecida a mí en muchas cosas. Ella también es tímida y no es ninguna belleza. Le sobran algunos kilos y suele llevar gafas, igual que yo. Los dos nos reímos de los cachas del gimnasio y de las chicas que van luciendo cuerpo. Nos parecen gente frívola y un poco tonta.

Este viernes habíamos quedado, como ya dije antes. Yo no sabía qué ponerme y ni siquiera dónde llevarla. Estaba preocupado por si no iba de acuerdo para la ocasión y le pedí consejo a Raquel. Me dijo que optase por algo intermedio, unos vaqueros y una camisa, así que la hice caso.

Cuando llegué al lugar donde había quedado con Ana me sentí aliviado. Ella se había puesto una ropa muy informal e incluso me hizo sentirme ridículo por ir demasiado bien vestido. Cuando me vio me me preguntó que si iba de comunión, ¡jajaja!. Sentí un poco de vergüenza, pero no pasa nada. También me hizo sentir un poco mal porque me preguntó que dónde había aparcado mi coche. La cara que se le quedó cuando le dije que yo no tenía coche era un poema.

Después venía el dilema sobre a qué restaurante podíamos ir, así que como yo no sabía muy bien qué quería comer Ana, le pregunté qué había pensado ella para cenar. Ella me dijo que Mc Donalds, que las hamburguesas eran su comida favorita y que le chiflaban. La verdad es que me quedé un poco planchado porque yo había estado pensando en restaurantes conocidos en la zona para comer tranquilos, pero no pasa nada, Ana es una chica sencilla y eso me gusta.

Sin más preámbulo, Ana y yo nos fuimos caminando hasta la hamburguesería. A ella le costaba un poco caminar porque no está acostumbrada, enseguida estaba sofocada y sudando como en las clases de spinning. Por fin llegamos al Mc Donalds y nos sentamos a cenar. Ana disfrutó mucho de la cena, se le notaba, al contrario que yo, que no me hacen mucha gracia las hamburguesas. Prácticamente no hablamos mucho durante la cena. Ana me contó que vivía con sus padres y que había tenido un par de intentos de suicidio en los últimos años. La verdad es que sólo habló ella y yo me limité a escucharla.

Después de cenar salimos del burguer y mientras Ana se encendía un cigarrillo, me preguntó que dónde estaba mi casa. Yo le respondí que vivía con mis padres y que no podíamos ir allí. Ana hizo un gesto con los ojos mientras echaba el humo hacia el cielo y me dijo que entonces no teníamos un sitio donde ir porque ella también vivía con sus padres. La verdad es que notaba a Ana un poco decepcionada con la cita y le pregunté que dónde quería ir. Ella me respondió que podíamos ir al parque del al lado a sentarnos un rato, así que fuimos para allá.

Llegamos al parque y nos sentamos en un oscuro banco apartado de las pandillas de chicos que andaban por allí. Ana seguía fumando sin parar encendiendo cigarrillos uno tras otro. Con toda naturalidad, mientras estaba fumando, deslizó su mano por mi pierna hasta llegar a la zona de la ingle. Me miraba de forma lasciva y parecía que esperaba algo que yo no sabía muy bien. Yo estaba asustado y ella se lanzó a por mi boca, metiéndome la lengua hasta adentro. Pasó de tener su mano en mi pierna a ponérmela directamente en el paquete. Tiró su cigarrillo e intentó desabrocharme los vaqueros para continuar con sus caricias por debajo de mi pantalón. Yo estaba un poco paralizado y sin saber qué hacer, así que Ana me cogió la mano izquierda y me la metió por debajo de su camiseta para que le acariciase las tetas. La verdad es que los nervios de la situación me podían, aquello no era lo que yo me esperaba de la cita.

De repente Ana paró y me sacó la mano de debajo de su camiseta. Me miró a los ojos y me dijo: “ ¿Qué coño te pasa?. Me quedé con cara de bobo y no supe que decir. Ana al ver que no decía nada reaccionó levantándose del banco y mientras se encendía otro cigarrillo me dijo:

– ¿Qué pasa, que no te pongo cachondo?. Sí ya me imaginaba yo que eras maricón. ¿Sabes lo que te digo? ¡Que ahí te quedas!, que yo me voy a mi casa.

Me dejó con cara de tonto y con los pantalones desabrochados en medio del parque mientras los chicos de alrededor nos miraban por las voces que estaba dando Ana. Ella se dio la vuelta y se fue de allí. Yo me quedé sentado sin saber qué hacer mientras Ana se alejaba del parque. La mezcla de vergüenza y de desilusión era muy grande y me puse a llorar mientras volvía la parada de autobús para irme a mi casa.

Reunión de chicas

Publicado mayo 18, 2008 por pagafantas
Categorías: General

Tags: , , , , ,

Ufff!, lo de hoy ha sido muy fuerte. Son las 4 de la mañana y todavía estoy alucinando. Vengo de casa de Raquel de la reunión de “tuppersex” y lo hemos pasado genial. La verdad es que en un principio se me hacía raro ser el único chico de la reunión, pero me lo he pasado estupendamente.

Hace unas semanas Raquel había planteado lo de la reunión de “tuppersex”, pero las chicas se mostraron algo reacias en un principio. Hace unos días por fin se pusieron de acuerdo entre Raquel, Inés, Sara e Irene, que es la que traía el género, y hoy habían quedado para cenar en casa de Raquel, que es la única que vive sola. Como estos días yo he estado mal de ánimo, Raquel me propuso asistir a la cena con ellas cuatro. A mí no me hacía mucha gracia asistir pero la verdad es que me picaba la curiosidad y además estaría entre amigas y estos días me hacía falta.

Yo he sido el primero en llegar a casa de Raquel para ayudarla con los preparativos de la cena. Posteriormente han ido llegando las chicas, incluida Irene con sus cajas de “artilugios”. Irene guardaba las cajas como oro en paño para que nadie viera nada hasta que terminásemos de cenar, así que hemos estado intrigados hasta el final.

La cena ha estado genial. Raquel y yo hemos preparado unas pizzas para chuparse los dedos. Además las hemos acompañado con cuatro botellas de vino Lambrusco que he llevado yo de mi casa. A las chicas les ha gustado mucho el vino y no ha sobrado ni una gota de las botellas.

Como podréis suponer, las chicas se han puesto “contentillas” con el vino y rápidamente yo he sido el centro de atención de la fiesta. Me he sentido hasta deseado entre cinco chicas que bromeaban acerca del sexo y de lo hartas que estaban de los supermachos de gimnasio que luego tienen la cabeza hueca.

sex shop

Cuando hemos terminado las cena, Raquel y yo hemos servido las copas y nos hemos sentado todos a ver el muestrario que traía Irene. Os podéis imaginar las risas viendo a Irene sacar penes de gran tamaño de esas cajas. Las chicas se han quedado prendadas de un pene negro de 30 centímetros e incluso Inés lo ha comprado. Otro artilugio que les ha gustado ha sido el de las bolas chinas y han comprado uno cada una. Las risas eran continuas y las chicas no dejaban de beber.

Lo más fuerte de la noche ha sido cuando Irene ha sacado los geles lubricantes y de masajes. Primero han empezado a untárselo por la espalda para probar sus propiedades. Os podéis imaginar como me he sentido yo al estar entre las cuatro chicas en sujetador untándose cremitas. Rápidamente, Raquel, que me ha visto un poco aislado, me ha propuesto participar y he estado dando masajes a las chicas. Raquel, que esta muy loca, mientras yo le estaba masajeando, se ha puesto a juguetear con Inés, que la tenía delante. Le ha untado gel por sus tetas y a Inés le ha hecho mucha gracia, porque se ha quitado el sujetador como si nada. Todos hemos flipado en colores y las chicas se han vuelto locas dando gritos.

Cuando yo pensaba que alguna de las chicas iba a poner algo de cordura en esta situación, Irene ha cogido y se ha quitado también el sujetador para que Sara le masajease por delante. Cuando me he querido dar cuenta las cuatro chicas estaban sin sujetador untandose aceite en la misma habitación y yo ahí alucinando y muriéndome de vergüenza. Por un momento he pensado que era invisible.La cosa no ha quedado ahí, porque Raquel, de nuevo, ha llevado la voz cantante y se ha quitado los pantalones, haciendo que todas las chicas hicieran lo mismo. Han empezado ha untarse aceite por las piernas unas a otras. Aquello era digno de cualquier película erótica pero no era ficción, era real.

Las chicas han subido de tono sus tocamientos y Raquel e Inés han comenzado a besarse en la boca y a tocarse de manera más explicita. Parecían dos posesas que habían perdido la vergüenza. Raquel ha comenzado a meterle la mano por la braguita a Inés y esta le ha correspondido haciendo lo mismo. Estaban masturbándose entre ellas y nos han dejado anodádados a las otras dos chicas y a mí. Sara e Irene no han ido a mayores y se han puesto sus camisetas pero a Raquel y a Inés no había quien les parase, parecía que estuvieran en celo. Raquel se ha levantado y ha cogido de la mano a Inés para llevarla a su habitación. Después han cerrado la puerta y los demás nos hemos quedado con cara de tontos.

Las otras dos chicas y yo nos hemos quedado bromeando sobre la situación y hemos recogido la casa. Después de un rato las chicas han salido de la habitación y nos han mirado con una sonrisa picarona. Creo que han debido pasar un buen rato allí dentro.

Tras haber recogido, Irene ha cobrado los artículos a las chicas y nos hemos ido. Todos estábamos un poco cortados por la situación pero he de reconocer que me he reído mucho y creo que las chicas han disfrutado. Espero que repitamos reunión.

Mal de ojo

Publicado mayo 10, 2008 por pagafantas
Categorías: General

Tags: , , , , , ,

Llevo una temporada en que la mala suerte me persigue. La última ha sido lo de mis padres, lo que ha provocado que mi padre me quiera mandar al extranjero a estudiar. Dice que aprender inglés es muy importante y que para el mundo de la informática me vendrá muy bien. Yo en realidad creo que es una venganza por haberle descubierto a él y a Marcela.

El problema de mis padres ha derivado en algo peor de lo que parecía. Ahora Marcela ha comenzado a chantajear a mi padre y a mi madre con la difusión de “vídeos” entre los clientes de mi padre y publicarlos en Internet. Esto ha hundido a mi madre en una profunda depresión porque encima ha descubierto que además de llevar mucho tiempo siendo engañada, ha visto que mi padre es un depravado que se grababa y se hacia fotos en plan guarrete con otra mujer.

Yo ya no puedo soportarlo más y he pedido consejo a Raquel y a otra amiga mía, Inés. Inés me ha dicho que me entiende muy bien porque sus padres hace tiempo pasaron por lo mismo. Me ha dado útiles consejos como el de no meterme en medio de sus discusiones y no intentar hacer de celestino. Por otro lado la que más me está ayudando es Raquel. Ella me ha dicho que quizás esté afectado por algún tipo de mal de ojo o hechizo de brujería. A mí esas cosas me dan muy mal rollo, al igual que a Raquel.

Raquel hace tiempo pasó una mala racha parecida a la mía y me ha asegurado que lo que mejor le funcionó fue un Santero Cubano. Dice que le ayudó mucho y que desde que acudió a él las cosas le han ido mucho mejor. Ella fue porque se lo recomendó una amiga de la facultad y me dijo que yo también debería acudir, así que hace unos días hemos ido los dos juntos.

Cuando acudíamos al piso del Santero se me puso un fuerte nudo en el estomago. No estaba preparado para este tipo de cosas y tenía miedo de lo que pudiera decirme. En el fondo de mi mente pensaba que me iba a decir que no tenía ningún maleficio sobre mi persona.

El nudo del estomago se me hizo más grande cuando entramos en el piso y nos abrió la puerta una negrita vestida de una manera un poco estrafalaria. El olor a podrido y el humo de inciensos me dio una bofetada que despertó en mí unas tremendas ganas de vomitar, pero me aguanté. Entramos hacia dentro y un señor con un gorrito y muchos collares nos pidió que nos arrodilláramos y nos preguntó por el motivo de la visita.

- Me gustaría saber si tengo mal de ojo – le dije yo.

Él no me respondió, sólo cogió un hoja de una planta y empezó a pasármela por encima murmurando. Cuando terminó me miró con los ojos como platos y me dijo que yo estaba fatal. Con acento cubano me dijo que debería hacer un sacrificio de un gallo, urgentemente, y tomarme “noseque” mejunge. Yo me quedé sorprendido y asustado y le pregunte si era grave lo que me pasaba. Él me respondió que sí, que era realmente grave. Yo no pude hacer más que echarme a llorar a los brazos de Raquel que me acompañó en todo momento.

Mientras estaba llorando en brazos de Raquel, ella le pregunto que como hacíamos para quitarme el mal de ojo. Nos dijo que él haría los rituales y que nos preparaba la pócima a cambio de 2.300 €. Era una burrada de pasta, practicamente lo que yo tenía ahorrado, pero acepté y al día siguiente volvimos con el dinero.

Me dijo que el sacrificio lo realizaría este Sábado y que entonces me tendría que beber la bebida que me daba, que olía a rayos y que encima no era liquida del todo. Hoy la he bebido nada más levantarme como él me dijo y he vomitado. Espero que el haber vomitado no anule sus efectos y que junto con el sacrificio del gallo que el Santero estará haciendo hoy, todo se solucione. Raquel me ha dicho que esté tranquilo que todo funcionará, así que espero verlo en las próximas semanas.

Crisis familiar

Publicado abril 27, 2008 por pagafantas
Categorías: General

Tags: , , , ,

Estos últimos días en casa están siendo terribles. Mis padres están sufriendo la peor crisis que yo he conocido. Han llegado a un punto en el cual no se miran a la cara y ni siquiera comparten habitación. Es muy probable que llegue el momento en el que uno de los dos tenga que irse de casa, y no sé si comenzar una vida de manera independiente.

Todo empezó hace una semana y media, aproximadamente. Mi madre había salido por la mañana para pasar el día con unas amigas y yo había salido a la facultad. Mi padre tenía ese día libre y se quedó durmiendo plácidamente mientras nuestra chacha Marcela limpiaba y preparaba la comida.

Después de haber pasado tres horas de clase decidí que ya había tenido bastante por hoy y cogí el autobús para volver a casa. Cuando abrí la puerta me sorprendió el absoluto silencio que reinaba en la casa. No veía a Marcela por ningún lado y tampoco a mi padre viendo la tele como suele ser habitual. Creía que Marcela habría salido a comprar y que quizás mi padre estaría aún durmiendo. No le di la mayor importancia y dejé mis cosas en mi habitación antes de entrar al baño.

No voy a decir lo que estaba haciendo en mi baño pero ya os lo podéis imaginar. Mientras estaba sentado en la taza escuché ruidos en la habitación de mi padre que me hicieron extrañar, así que terminé y fui para allá a ver que pasaba. Cuando entré allí encontré una situación bastante extraña, y es que mi padre estaba metido en la cama arropado con la sabana mientras miraba el periódico y Marcela limpiando el polvo del tocador de mi madre. El nerviosismo que noté en la mirada de ambos me puso la piel de gallina y un nudo en el estomago. Les saludé y me fui intentando ignorar cualquier pensamiento sucio que me hubiera pasado por la cabeza.

Al cabo de un rato mi padre bajó a la sala de estar y se sentó conmigo a ver la televisión. Estuvimos hablando de mis estudios y de una recompensa con cuatro ruedas para el final del curso, algo muy poco habitual en mi padre. El nudo de mi estomago estaba haciéndose muy pesado, dada la extraña situación, y decidí salir a dar una vuelta con el perro.
chacha
Ya a la tarde mi madre volvió de pasar el día con sus amigas y estuvo charlando con mi padre acerca de un regalo de cumpleaños para su amiga Paquita. Mi padre estaba algo ausente de la conversación y no dejaba de lanzarme unas miradas extrañas. El sentimiento de sospecha estaba dentro de mí y yo no podía soportarlo más, así que subí hacia la habitación de mis padres a echar un vistazo.

Una vez en la habitación vi algo muy raro. Era una maquina de fotos pequeña en un trípode de reducido tamaño sobre uno de los tocadores. La curiosidad me hizo olvidar el derecho a la intimidad de mi padre y tuve que revisar todas las fotos de la cámara. La sorpresa fue brutal. En las primeras fotos aparecía Marcela con el uniforme y con el plumero sonriendo a la cámara. Después las fotografías iban subiendo de tono y Marcela comenzaba a quitarse ropa. Seguí mirando y al final “la chacha” sólo llevaba encima el delantal blanco mientras posaba sobre de la cama con una estúpida sonrisa a la vez que pasaba el plumero por el cabecero.

A partir de este momento me puse a llorar pero pensé que no había pasado nada porque no tenía ninguna prueba de que mi padre y Marcela hubieran hecho el amor. Ese pequeño rayo de esperanza terminó por desaparecer al contemplar a Marcela y a mi padre follando en todas las posturas posibles mientras ella ni siquiera se quitaba el maldito delantal. Habían fotos a cuatro patas, de pie, tumbados, con la cabeza de mi padre entre las piernas de Marcela, etc… Era algo bochornoso, una pesadilla de la que quería despertar. Ahora la responsabilidad y la duda de si contárselo a mi madre, recaía únicamente sobre mí.

Tras llorar un rato en mi cuarto, bajé a llamar a mi madre y nos fuimos a la cocina a charlar a solas. Mientras, mi padre se dio cuenta del detalle y huyó a “lavar los coches al garaje”. Tras contárselo a mi madre y enseñarle las fotos, el llanto se apoderó de ella y me abrazó con fuerza preguntándome que podíamos hacer. Yo no supe que decir pero a partir de aquí los acontecimientos se han sucedido hasta dar lugar a la situación actual en la que mi madre y mi padre practicamente no se cruzan una mirada. Ahora la sombra del divorcio planea sobre la familia y Marcela ni siquiera a vuelto a aparecer por casa a dar una explicación. Desde entonces la sensación de culpa de haber destapado todo esto y haber destrozado la familia no para de rondarme la cabeza. Espero que todo se solucione de la mejor manera posible.

Cómo es Raquel por fuera y su foto

Publicado abril 21, 2008 por pagafantas
Categorías: General

Tags: , , ,

En primer lugar me gustaría pediros disculpas por retrasarme tanto en la publicación de una nueva entrada, y es que he tenido una serie de problemas en casa que me han impedido atender el blog con absoluta normalidad. Voy a dejar estos temas a parte por el momento aunque pronto escribiré acerca de lo que me ha pasado durante estos días, ya que ha sido bastante fuerte…

Ahora quiero hablaros un poco más de Raquel. Ella es preciosa porque tiene una maravillosa cara de ángel que le ha dado la naturaleza. Su cuerpo estacuidadósamente moldeado a base de horas de gimnasio. Su piel parece de porcelana y la cuidad cómo tal. Usa todo tipo de cremas para cuidar cada milímetro de su cuerpo y se broncea a menudo para darle un suave tono dorado.

Seguramente Raquel es bella por un “todo” y no por alguna parte en particular, pero tengo que decir que siento especial predilección por su trasero. Su culo es simplemente perfecto; el brillo y la perfección de su piel hacen acentuar más aún esa parte de su bonito cuerpo. Sus piernas también me encantan y he de decir que no he visto chica a la que le siente mejor unaminifalda que a Raquel.

Sus tetas son de un tamaño medio pero les sabe sacar el máximo partido posible. Aunque muchas veces diga que no esta contenta con el tamaño de sus pechos hay que reconocer que cualquier hombre diría que son muy bonitos. A Raquel le encantan los escotes ypracticamente no hay prenda en su armario que no tenga uno de grandes dimensiones. La verdad es que sabe como volver locos a los hombres.

Ella cuida muchos detalles de su belleza al milímetro. Su imagen es una de las cosas más importantes para Raquel y lo demuestra en detalles cómo su pelo. Durante el año puede cambiar de peinado muchas veces y todos le sientanexáctamente igual de bien. Su color natural es castaño pero hay veces que lo puede llevar de color negro azabache, haciéndola resaltar aún más sus preciosos ojos verde esperanza.

Me gusta que tengáis una imagen de Raquel cuando hablo de ella en este blog y por eso me gusta describirla. Es imposible que lleguéis a saber de su belleza a través de las palabras pero me esfuerzo al máximo para que os hagáis laidea más aproximada posible. A continuación os voy poner una foto auténtica de Raquel, aunque la duda me asalta ante el temor de que algún día llegue a este blog del que ella no conoce la existencia. Creo que aunque algún día lo encontrase no podría enfadarse conmigo porque no la he faltado al respeto en ningún momento y la fotografía no es muycompremetedora, así que aquí os la dejo y que sea lo que Dios quiera.
Raquel en la playa


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.