Posted tagged ‘santeria’

Mal de ojo

mayo 10, 2008

Llevo una temporada en que la mala suerte me persigue. La última ha sido lo de mis padres, lo que ha provocado que mi padre me quiera mandar al extranjero a estudiar. Dice que aprender inglés es muy importante y que para el mundo de la informática me vendrá muy bien. Yo en realidad creo que es una venganza por haberle descubierto a él y a Marcela.

El problema de mis padres ha derivado en algo peor de lo que parecía. Ahora Marcela ha comenzado a chantajear a mi padre y a mi madre con la difusión de “vídeos” entre los clientes de mi padre y publicarlos en Internet. Esto ha hundido a mi madre en una profunda depresión porque encima ha descubierto que además de llevar mucho tiempo siendo engañada, ha visto que mi padre es un depravado que se grababa y se hacia fotos en plan guarrete con otra mujer.

Yo ya no puedo soportarlo más y he pedido consejo a Raquel y a otra amiga mía, Inés. Inés me ha dicho que me entiende muy bien porque sus padres hace tiempo pasaron por lo mismo. Me ha dado útiles consejos como el de no meterme en medio de sus discusiones y no intentar hacer de celestino. Por otro lado la que más me está ayudando es Raquel. Ella me ha dicho que quizás esté afectado por algún tipo de mal de ojo o hechizo de brujería. A mí esas cosas me dan muy mal rollo, al igual que a Raquel.

Raquel hace tiempo pasó una mala racha parecida a la mía y me ha asegurado que lo que mejor le funcionó fue un Santero Cubano. Dice que le ayudó mucho y que desde que acudió a él las cosas le han ido mucho mejor. Ella fue porque se lo recomendó una amiga de la facultad y me dijo que yo también debería acudir, así que hace unos días hemos ido los dos juntos.

Cuando acudíamos al piso del Santero se me puso un fuerte nudo en el estomago. No estaba preparado para este tipo de cosas y tenía miedo de lo que pudiera decirme. En el fondo de mi mente pensaba que me iba a decir que no tenía ningún maleficio sobre mi persona.

El nudo del estomago se me hizo más grande cuando entramos en el piso y nos abrió la puerta una negrita vestida de una manera un poco estrafalaria. El olor a podrido y el humo de inciensos me dio una bofetada que despertó en mí unas tremendas ganas de vomitar, pero me aguanté. Entramos hacia dentro y un señor con un gorrito y muchos collares nos pidió que nos arrodilláramos y nos preguntó por el motivo de la visita.

– Me gustaría saber si tengo mal de ojo – le dije yo.

Él no me respondió, sólo cogió un hoja de una planta y empezó a pasármela por encima murmurando. Cuando terminó me miró con los ojos como platos y me dijo que yo estaba fatal. Con acento cubano me dijo que debería hacer un sacrificio de un gallo, urgentemente, y tomarme “noseque” mejunge. Yo me quedé sorprendido y asustado y le pregunte si era grave lo que me pasaba. Él me respondió que sí, que era realmente grave. Yo no pude hacer más que echarme a llorar a los brazos de Raquel que me acompañó en todo momento.

Mientras estaba llorando en brazos de Raquel, ella le pregunto que como hacíamos para quitarme el mal de ojo. Nos dijo que él haría los rituales y que nos preparaba la pócima a cambio de 2.300 €. Era una burrada de pasta, practicamente lo que yo tenía ahorrado, pero acepté y al día siguiente volvimos con el dinero.

Me dijo que el sacrificio lo realizaría este Sábado y que entonces me tendría que beber la bebida que me daba, que olía a rayos y que encima no era liquida del todo. Hoy la he bebido nada más levantarme como él me dijo y he vomitado. Espero que el haber vomitado no anule sus efectos y que junto con el sacrificio del gallo que el Santero estará haciendo hoy, todo se solucione. Raquel me ha dicho que esté tranquilo que todo funcionará, así que espero verlo en las próximas semanas.

Anuncios