La noche que pasé con Raquel ( II parte )

Apenas había dormido nada pero los rayos de Sol que entraban por la persiana terminaron por espabilarme. Me quité de encima los brazos inertes de Raquel para poder ir al servicio a poder realizar las necesidades matutinas de mi cuerpo humano. Había descansado muy poco y me dolía la cabeza. Intenté acercarme al servicio sin apenas hacer ruido, caminando de puntillas para no despertar a Raquel. Cuando llegué al baño lo primero que hice fue orinar e inmediatamente después me lavé las manos y me mojé la cara con agua fría. Levanté la cabeza y me miré en el espejo; no me podía creer que una chica como Raquel hubiera pasado la noche con un tipo tan feo como yo.

Después de haber ido al baño, volví hacia la habitación. Cuando entré en la habitación vi a Raquel durmiendo sobre la cama, con las sábanas caídas en el suelo. Estaba preciosa. Sus perfectos muslos estaban al descubierto. Sus braguitas rojas la hacían aún más atractiva de lo que es. Su piel era fina y brillante como la porcelana; parecía tan frágil como lo es ella por dentro. Su carita de ángel con su boca entreabierta era el summun de la sensualidad. Me di cuenta de que no podía volver a la cama; su belleza me imponía un miedo atroz que me hizo quedarme paralizado allí en la puerta. Decidí entonces volver al baño y encerrarme.
durmiendo
Cuando entré en el baño me senté en la taza del water y me eché las manos a la cabeza. Estaba en una de las situaciones más bonitas y a la vez más incómodas de mi vida. Me quedé pensativo sin saber qué hacer. Estaba dispuesto a esperar que Raquel se despertase para salir del baño. Cuando levanté la mirada me di cuenta que la ropa que se había quitado Raquel en la noche anterior estaba allí tirada en una esquina. Allí había dejado su ropa interior también, un sujetador y un tanguita con delicado lazito de color rosa. Estaba hecho un lío y la verdad es que tenía una tremenda erección, así que agarré su tanga y lo tuve un rato entre mis manos.

En el momento que cogí aquel tanga me sentí como un cerdo por un segundo, pero pensé que no estaba haciendo nada malo. La sensación de tener ese tanga entre mis manos era como si estuviera tocando la piel de Raquel de una manera indirecta, algo que me lo hacía mucho mas fácil que hacerlo directamente. También lo acerqué a mi nariz para comprobar el olor que desprendía Raquel, era un olor maravilloso e indescriptible. En ese momento sentí la necesidad de masturbarme mientras jugueteaba con él, pero algo dentro de mí me lo hizo replantear. Pensé que aquello sería lo más parecido a hacer el amor con Raquel sin su consentimiento y eso no estaría bien, así que lo volví a dejar donde estaba.

Rápidamente me levanté de la taza del water y me volví a lavar la cara. Allí estaba yo, con una pinta horrible y en calzoncillos, frente al espejo. Mientras me miraba en el espejo oí como Raquel se estaba levantando. Vino hacía la puerta del baño y me dijo que tenía que entrar a usar el baño. En ese momento abrí y la dejé pasar mientras yo volvía a la habitación, no sin antes volver a fijarme en su bonito cuerpo tras su camisón transparente.

Cuando llegué a la habitación cogí mi ropa y me vestí. Me acerqué a la puerta del baño y le pregunté a Raquel si quería un café. Ella me dijo que sí, así que fui a la cocina y prepare uno para ella y uno para mí. Mientras preparaba el café Raquel se acercó a mí, ya vestida, me dio un abrazo y un beso en la mejilla mientras me decía: “gracias”. Me sentía un tío afortunado de tener una amiga como ella. En este momento sonó el teléfono móvil de Raquel, era su novio. Ella no sabía si cogerlo, pero yo le dije que adelante, que lo cogiese.

Para mi sorpresa, lo que en principio fue una contestación a la defensiva de Raquel ante aquel chico, se convirtió en una cita para comer y hablar del asunto. Vi como a ella se le encendió su mirada al conseguir una segunda oportunidad de aquel hombre. En ese momento me sentí totalmente asqueado. Sé que no tenía por qué sentirme así porque entre Raquel y yo no había nada más que una preciosa amistad, pero era mi sentimiento. Raquel, muy contenta, me dijo que había quedado a las dos y media de la tarde para hablar con él. Yo sólo supe forzar una pequeña sonrisa y darle la enhorabuena. Nos tomamos el café y me marché para casa después de desearla toda la suerte del mundo para solucionar el malentendido.

Anuncios
Explore posts in the same categories: General

Etiquetas: , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

55 comentarios en “La noche que pasé con Raquel ( II parte )”

  1. pipiolo Says:

    SABIA QUE AL FINAL IBAS A ACABAR SONANDOTE LOS MOCOS CON EL TANGUITA Y MACHACONDOTELA CABRONAZO!

  2. Punisher Says:

    Y le vas a hacer, si sos feo no tenes muchas esperanzas de exito en este mundo…

  3. Lucas Says:

    Insisto en que tu personaje es contradictorio…

    Una “preciosa amistad” no consiste en olerle el tanga a tu amiga mientras estas empalmado escondiendote en un baño. Eso es más propio de un auténtico pervertido.

    En tu caso parece que van unidos. El tema es que la historia de la bonita amistad se la puedes vender a tus amigos , o a “Raquel” , pero en este blog que se supone que es un diario sincero , no puedes vendernos eso.

    Aquí tienes que escribir sobre lo patética y frustrante que es la vida del pagafantas , queriendotela follar a muerte, ni amistad ni pollas, y sin poder hacerlo…

  4. cokluiser Says:

    deberias intentar dejar de ser un pagafantas-gafapastas y pensar por ti mismo. Se una buena pecora y jodele el lio con el puto pipas de su novio. Comele la oreja, repite el momento de dormir con ella. y metela mano….si te da palo, la otra opcion es que te hagas el dormido medio desnudo o con el rabo a la vista. Seguro que le pone cachonda y te da unos lametones…porque pinta de guarra la “Raquel” que no veas.

  5. Punisher Says:

    Yo tengo una mejor idea, anda a hacerte una buena lobotomia aver si te va esa tara mental que tenes.

  6. cokluiser Says:

    punisher me hablas a mi?

    jeje, vaya personaje….jajajaja. que pena me das.
    sabes? hay operaciones esteticas para tuS problemas…a no, sry, el sindrome de Dawn es genetico.

    comete un colin, que vas de heroe y no llegas ni a Peter pan

  7. Giovani Says:

    Yo tambien he olido tangas a compañeras buenorras de piso incluso cuando tenía novia….que le voy a hacer,me chiflan las tias guapas.
    Oye Pagafantas a que actriz o personaje famoso se parece Raquel?.

  8. Punisher Says:

    No, era para el pagafantin.

    Pero ya que te haces cargo, supongo que vos tambien tendras alguna tara, incluso en tu forma de escribir noto ciertas tendencias gays.

    Y te respondo:

    Un ser completo y perfecto como yo no necesita ninguna operacion estetica. y vos sos tarado hasta en el pais de los downs.

    Y Punisher no es un heroe, ademas de tarado y homoreprimido, ignorante…

  9. pirao Says:

    joer, pues algo parecido me pasó a mi de adolescente. estaba en casa de un colega cuya madre ya era mayor y fui al servicio y alli estaban las bragas de la madre. las cogi un poco asi pa olerlas por curiosidad, y me la tuve que zumbar. yo creo que le puede pasar a cualquiera. ademas lo recuerdo como una de mis pajas mas placenteras. y eso que la madre era vieja y del opus, pero como olia a perra en celo!

  10. javi Says:

    Ola pagafantas!

    Queria preguntarte sobre lo de las luces que has visto (Te leí en los comentarios de una noticia de 20minutos)

    Me gustaria que las describieras, y si hay noticia de eso

  11. Sr. Bola Says:

    te sentiste asqueado pq eso es lo q eres: un puto asco de tio, un chichón reprimido, un subser profundamente amariconado y alienado por el q pensaran, q diran de mi.
    PUTO PERSONAJE!! metele mano a esa tipa y se hace la estrecha la mandas a tomar por donde amargan los pepinos, esa tipa ni es tu amiga ni ostias, te falta el respeto como hombre continuamente y tu le sigues el juego “pq tenemos una bonita amistad”. la gente como tu da asco y pena, acabaras misogino y maltratando a las mujeres por reprimido.

    pegate un tiro, pajillero.

  12. smooker Says:

    menudos pajotes, me habria hecho yo ya…joder, eres un puto reprimido, se te abre de patas, te la ponen en bandeja, y hasta te da corte pelartela…¿pero como quieres ir asi por la vida?, cascatela 2 o 3 veces, y vuelve a la cama con Rakel, y dejate de chorradas.

  13. The Ivish Says:

    pues a mi esta situacion me dice que eso de una preciosa amistad…oculta lo que realmente puede sentir el…

    A decir verdad se porto como un campeon! Aguantar eso tiene mucho merito…(pero lo de cogerle las bragitas…¬¬)

    Realmente soys amigos…por lo que puedes contarle todo todo…

    El tiempo te dara la razón de tus actos! 🙂

    Suerte!

  14. mandawebos Says:

    ¿Tu le aguantas los lloros y otro se la folla?
    No me parece.


  15. Joder, a parte de que canta un huevo que es mentira, haces sentir vergüenza ajena…cierra la página tio…

  16. pagafantas Says:

    Creo que los que pensais que estoy enfermo os equivocais profundamente. A los que pensais que aguantar los lloros de Raquel es un suplicio, os digo que no teneis ni idea de lo que es tener un amig@. Y a los que decis que cierre la pagina os digo que no pienso cerrarla, porque me encanta contar mi vida a la gente de una manera anonima y esta es la mejor forma.

  17. Diana Says:

    Me ha gustado tu blog.
    Desde hoy te conviertes en un enlace en el mío.
    Ni se te ocurra cerrar nada, la gente no tiene ni puta idea.

  18. pagafantas Says:

    Gracias, Diana, voy a echar un vistazo a tu blog y te agradecere tu enlace con otro por aquí 🙂


  19. Es taaaaaaaaan maravillosa Raquel…

    Por cierto, vive sola?

  20. jose Says:

    en fin, eres un autentico pagafantas y encima oliendo el tanga a escondidas como un miedica cualquiera.

  21. Individua Says:

    Vaya guarrilla la Raquel… casi todas las mujeres cuando nos cambiamos echamos el tanga al cesto de la ropa sucia… y más si alguien en casa.

    pd: Lacito es con c

  22. Nissan Skyline Says:

    Tus relatos son dios tio xDDDDDDDDDDDDDDD, a ver si escribes más a menudo tío.

    Salut!

  23. Pringaote y su garrote Says:

    Ja ja ja…Pirao que bueno,a mí me pasó que una de las veces que fuí a casa de un amigo que tiene un bonbón de hermanita,entré al baño y allí estaban unas preciosas braguitas usadas…y hale esnifada al canto.Menuda cascada me pegué oloreando semejante fetiche,con pelillos rizados pegados en las secas babillas..uummm¡.
    Esa olor me excitaba mucho,olía a hembrísima hembra.
    Luego en la calle mi amigo me contó que su hermana estaba en viaje de fin de curso yá varios dias,quedé un poco patitieso al pensar que me había deleitado con las bragas de su cuarentona madre…pues entonces?.. que bien olía y excitaba la madurita.
    Apartir de entonces yá veo con mejores ojos a las mayorcitas.

  24. Manuel Illo Says:

    ¿Bragas rojas? ese color yá no está de moda o sólamente queda reservado para lencería sexy.
    Mujer con bragas rojas,significa que pide guerra,o esque era nochevieja?.A ver una socorrida explicación de alguna fémina en el foro,please .

  25. Narval Says:

    que guarrete, sigue así pagafantas y no te la folles porque nos defraudarias

  26. jose Says:

    lo de las bragas rojas es guerra pura y estaban ahí por algo, pero ha dado con un pringadillo que se va a oler el tanga, en fin.

    acabará casandose con el otro y confesandole al pagafantas que siempre estuvo enamorado de el pero le pareció gay.

    en fin.

  27. smooker Says:

    jajaj, es verdad tio, si rakel pensara que los tiene bien puestos,(despues de enseñarle las tetas, el tanga, rozarle con el culito) y el tio nada de nada, seguro qe piensa que eres gay.

  28. Tipejo Says:

    Metiendonos en la literatura:

    @ jose: por ahi no van los tiros. Ella esta domando al iluso, le castra para poder amaestrarle, cosa que le encanta. Como este desgraciado le salte la vena de hombre y se lance, lo normal es que ella le rechace y se “sienta herida” ya que los amigos no hacen esas cosas.

    Volviendo al a realidad:

    @CuakCuak:

    En casi todos los comentarios tuyos no puedo estar mas de acuerdo. No creo que pudiera explicarlo mejor de lo que ya lo has hecho.

  29. pagafantas Says:

    Creo que oler las braguitas de una chica a escondidas lo hemos hecho todos alguna vez, ¿o no?, y por eso no hay que ser un enfermo.

    También os digo que Raquel no quiere nada conmigo, solo que es una chica supersimpática y muy extrovertida. Entre nosotros no hay tapujos ni vergüenzas y ella sabe que no soy gay, además la pido consejos para intentar ligar. 🙂

  30. Punisher Says:

    yo nunca oli las bragas de ninguna chica, y no digo que hacerlo sea de enfermo mas si digo que hacerlo es de friki.
    Y en todo caso oler las bragas de tu “amiga” me pareve qu eno es muy “de amigos”.

    “además la pido consejos para intentar ligar.”
    Jajajaja, y por lo visto esos consejos te son muy utiles y te va muy bien no…No es aconsejable pedirle consejos para ligar a una mujer, y menos a una “amiga”. Acordate de que sos su pagafantas, y a ella lo que menos le conviene es que aprendas a ligar.


  31. uffff… menudas historias Pagafantas, si son ciertas… menudo lío de vida tienes y si no lo son…. menuda imaginación…

  32. Sandra Says:

    Por un lado dices que sus breaguitas rojas le hacian mas atractiva mientras dormia, y unas lineas mas adelante dices que le hueles el tanga porque estaba en el suelo del baño. Un poco contradictorio ¿no?
    ¡¡Que mal mientes cabron!!

  33. "pagafantas es dios????" Says:

    es todo pura contradicción, aunque parece que el blog causa furor entre los lectores quinceañeros …

  34. Rama Lama Says:

    Un dia que estes a solas con Raquel,úntate las manos con algo pringoso, pero préviamente yá habrás hecho un agujero en el bolsillo de tu pantalón y sacado la chorra por el.Entonces le suplicas:Raquelita,sácame los jols eucaliptus forte que llevo en el bolsillo,que siento picor en la garganta y ahora tengo las manos ocupadas,porfa…
    Ella al cogerlo exclamará:uiis..no sale,entonces adviértele:se habrá enganchado un poco,insiste repetídamente hacia dentro y fuera,hasta que salga .


  35. Me encanta eso de las necesidades de tu cuerpo humano. Me has hecho reír nada más empezar a leer.

    Las braguitas en tus órganos olfativos y el encerrarte en el baño me ha encantado. Lo malo es que te volviste a vestir sin ducharte. ¡Guarrete! Si no te duchas y hueles bien, ¿cómo quieres que se te entregue? No pienses que ella va a ser como tú, coger tus calzoncillos y empezar a inhalar como quien tiene puesta una bombona de oxígeno…

    No nos has contado si te levantaste con erección matutina o no. Ese detalle es importante para tu lectorado maricón, como yo.

  36. pagafantas Says:

    @sinblancaporelmundo, me encanta que te haya hecho reir, ya sabes que a la vida siempre hay que darle un toque de humor 🙂 .
    Me alegra saber que tengo publico homosexual. Quiero que sepáis que os admiro y os respeto. Ojala algún día Pedro Zerolo sea ministro de nuestro gobierno, seguro que muchos problemas serian resueltos de una manera más acertada con gente como vosotros que poseéis una sensibilidad muy especial.

    Un beso para ellas y un abrazote para ellos 😉

  37. CuakCuak Says:

    Este relato me ha gustado, tal vez porque soy un fetichista empedernido y me encanta olisquear tangas de hembras cachondas. No hay nada mejor que limpiar un tanga femenino con la lengua después de que la interfecta haya estado toda la noche meneando el cuerpo en una discoteca y mojando el chocho gracias a algún malote tipo “el Duque” de “Sin tetas no ha paraíso”. Los malotes estimulan los coños y los hacen producir nutritivos fluidos que alimentan a los pobres pagafantas o machos beta que deben subsistir lamiendo tangas femeninos.

    También me ha parecido acertado que el Pagafantas resista la tentación de masturbarse por respeto a su amiga. Esa devoción religiosa por la diosa Raquel, esa integridad de carácter, ese privarse de una eyaculación por respeto a la hembra, es un signo de sumisión absoluto, de macho no ya beta, sino directamente omega.

    Espero que tu amistad con Raquel evolucione hacia los siguientes derroteros:

    1. Más adelante, ella necesitará que le lleves la ropa sucia a la lavandería.

    2. Un día Raquel te pedirá que, por favor, bajes a la farmacia más próxima a comprarle condones, porque se quiere tirar a un malote.

    3. Para satisfacer a los fetichistas de pies y calzado femenino, un día Raquel te pedirá que la acompañes a comprar zapatos, y ella se probará una infinidad de modelitos y pedirá tu opinión: “¿Qué tal estoy con estos? ¿Crees que estaré guapa para mi novio?”

    4. Tema urolagnia y lluvia dorada. Un día la acompañarás a un botellón, y ella, después de beber cerveza como una esponja, tendrá ganas de mear. Como le dará vergüenza mear en la calle y ser blanco de miradas indiscretas, te pedirá a ti que te pongas en medio para hacer de pantalla. Tú tendrás que disimular tu erección ante el sonido de tu diosa meando y la visión de un riachuelo de néctar dorado fluyendo entre sus piernas.

    5. Tributo a masoquistas y adictos al FemDom. Un día ella se podría enfadar contigo por alguna gilipollez arbitraria y pegarte una bofetada, ante lo cual tu reaccionarías poniéndote de rodillas y pidiéndole perdón con lágrimas en los ojos.

    En fin, sería interesante que tu personaje, con el transcurso de los meses, fuera cayendo más y más en la sumisión, para finalmente desembocar en el masoquismo puro y duro. En este proceso, Raquel pasaría de amiga a Ama, y más adelante, de Ama a una diosa cruel y despiadada que acabaría usando al Pagafantis como un retrete humano, disponiendo de su boca para tirar compresas o tampones sucios, o incluso para mear y cagar. Y el Pagafantas, feliz por poder recibir bebida y alimento directamente del coño y del culo de su venerada deidad.

  38. pffff Says:

    cuak cuak, por favor, haz un puto blog!!! tus comentarios son cojonudos!!! crea tu una historia!!

  39. jose Says:

    cuack cuack ese es el futuro sin remisión del amigo pagafantas.

    pobre chabal, como comenta tipejo le está domando totalmente.

  40. Carla Says:

    Paguito, la relación Heidi-Pedro siempre fue vertical, tú y Raquel habeis adulterado la norma, el pikolining implica dos cosas:
    – o avanzas a otro tipo de relación (cosa que me parece harto complicada visto lo visto)
    – o te conviertes en el “pseudonovio congelado”, ese que todas quisiéramos tener para “momentos difíciles, es decir, inoportuno pinchazo de rueda, producto indispensable de la compra que olvidamos meter en el carro el sábado, necesito “taxista” que me acerque a aeropuerto, me pasé con el alcohol y no puedo coger mi coche salvo riesgo de multa…

    Si no quieres acabar como el paquete de merluza pescanova (congelado y aparcadito) ponte las pilas querido amigo.

  41. Manuel Illo Says:

    Pagafantas, el milagroso día que consigas escuchar un orgasmo de Raquel,según sus jadeantes exclamaciones podrás deducir sus secretas inclinaciones .

    Clases de orgasmos,por el profesor D.Zipotón :

    1.Asmática:¡ahh…ahhh…ahhh! 2.Geográfica: ¡Aquí, aquí, aquí, aquí! 3.Matemática: ¡Más, más, más, más! 4.Religiosa: ¡Ay Dios mío, ay Dios mío! 5.Suicida: ¡Me muero, me muero! 6.Homicida: Si paras ahora, ¡Te mato! 7.Zootecnista: ¡Venga mi macho, venga! 8.Porrista: ¡Dale…dale…que corra! 9.Profesora de inglés: Oh… yes, oh…good… 10.Tipo Proyecto Uno:¡No pares! ¡Sigue, sigue!…¡No pares! ¡Sigue,sigue! 11.Negativa: ¡Nooo, noooo! 12.Positiva: ¡Sí…sí…sí! 13.Profesora: Sí…eso…por ahí…muy bien…correcto…perfecto. 14.Desinformada: ¿Qué es esto?… ¿Por qué?… ¿Qué me haces? 15.Analista de sistemas: OK. El proceso ha finalizado con éxito. 16.Clarividente: Lo siento venir… ya casi viene… lo veo, lo veo. 17. El Orgasmo falso: ‘¡Ay! ¡Ay! ¡Bajate ya!’ 18. El Orgasmo confuso: ‘Oh sí, oh No, Oh Dios..’ 19.El orgasmo ciclista: ‘¡Me voy, me voooy, me escapo!’ 20.El orgasmo profetico: ‘¡Me vengo; me vengoooo!!!’.21.El orgasmo marinero:¡ no pares por babor ! .

  42. Paradox Says:

    Buena continuación, aunque hubiera preferido que ya hubieses resuleto el tema del fornicio.
    Eso de encerrarte el el lavabo y querer cascaártela no tiene nada de malo ni de traición, simplemente el hombre tiene a veces que satisfacer sus más primitivos deseos.
    Debereías haberte aliviado manualmente, o en su defecto una buena ducha de agua fría para rebajar tensión sexual.
    Aún así, èspero la continuación.
    Un saludo Pagafantas

  43. jose Says:

    haberla mangado el tanga, jejeje.

    carlita le damos unas clases al pagafantas de que hacen un hombre y una mujer?

  44. smooker Says:

    que cabron/a hasta que no llega a los 40 comments, no actualiza.

  45. Pagafanta´s fan Says:

    Supongo que no actualizara porque para hacer esos relatos tan buenos hay que currarselo con tranquilidad. Esto no es uno de esos blogs tipo al del ezcritor que actualiza todos los dias con poquerias que no valen para nada.

    Esperemos que este fin de semana se curre algo nuevo que este chulo 😉

  46. The piper Says:

    Este blog es un idóneo ejemplo de cómo ser un perfecto pagafantas, todo aquel que desée serlo que tome fiel nota de sus artículos.
    Pero el caso antagónico del “pagafantas” es el”sinvergüenza”mujeriego. Lo común entre ellos es que queman el mismo número de calorias en sus propósitos.
    Un sinvergüenza si no és rico,famoso,poderoso,etc. echará mano de muchas artimañas, como fajos de billetes falsos entremezclados entre los auténticos, fotos a pie del yate de un desconocido, un salto de equitación debidamente trucado con el”potochof”, fotografía forzada abrazando a Fernando Alonso con el evidente gesto de desagrado de este y un largo etc. de diversas fantasmadas visuales y auditivas con el fin de encandilar a la deseada.

    Una vez que el sinvergüenza ha triunfado en su propósito ligueril y pasado algún tiempo,necesita cambiar de faldas y moza, porque su innato instinto de cazador se lo pide a gritos y ahora trataremos el capítulo del adios del sinvergüenza .

    En el siguiente post, no se lo pierdan .

  47. The piper Says:

    Uno de los más graves problemas que plantea el ejercicio activo de la sinvergonzonería, tiene que ver con la forma de terminar la aventura. El sinvergüenza, aunque cínico, es un sentimental y suele tener reparos morales a la hora de enviar a la porra a su circunstancial pareja.

    No pocos sinvergüenzas han caído víctimas del matrimonio a causa de estos reparos. Van dejando la ruptura para el día siguiente, una y otra vez, y, cuando quieren reaccionar, hay un cura adoctrinándoles sobre la ceremonia que se avecina.

    Sólo es posible, para paliar estas trabas morales, llamar la atención de los sinvergüenzas sobre la forma de actuar de las mujeres ante circunstancias semejantes. Cuando una ha descubierto que ya no quiere al hombre de turno, sea marido, novio o arrejuntado, pocas veces vacila en darle la patada. En estas ocasiones, y sólo en éstas, la sinceridad lo es todo para ellas:
    -Ya no te quiero. -dicen.
    -No podemos seguir así. Hemos terminado.
    Las más sensibles o educadas, añaden:
    -Confío en no hacerte mucho daño. Me olvidarás. Verás como lo superas.
    Así funcionan en general, con un impecable realismo. Además, mucho más previsoras que el hombre, antes de forzar una ruptura suelen haberse asegurado una nueva y más excitante compañía. Si nos atenemos a las estadísticas, son legión las señoras que, antes de pedir el divorcio, han encontrado un amigo que las comprenda y les ayude a pasar los duros momentos de la separación. Muchas novias oficiales actúan igual, y no hablemos de las querindongas.

    A los sinvergüenzas, pues, les cabe el alto honor de vengar a los sufridos corazones masculinos. Muchos son los que vigilan los primeros síntomas de que la mujer está buscando un nuevo acomodo y, antes de que tengan a alguien de reserva, las abandonan, sumiéndolas en la soledad que proyectaban para él, ¡muammaha ha ha ha!

    Pero el auténtico sinvergüenza no debe moverse por odios; ni siquiera por el loable objetivo de vengar a su género, maltratado por las hembras desde hace milenios. El sinvergüenza, todo lo más, debe obrar en legítima defensa tan pronto como comprenda que, de continuar, será él el abandonado o en su defecto será él el sometido al antiguo rito del matrimonio.

    Un pobre sinvergüenza se dejó atrapar por la costumbre. Su última conquista, hermosa pero difícil, consiguió vivir con él e invirtió los primeros meses en revelarse como una soberbia cocinera y una meticulosa ama de casa.Y hasta lo sorprendía con algún que otro “picardias” .

    Como había leído novelas del Siglo XIX, le recibía con las zapatillas y la bata en la mano; le conducía entre arrullos a un sillón con orejeras y hasta le enseñó a fumar en pipa. Luego le daba los periódicos o un libro y le contemplaba leer mientras hacía ganchillo, en un silencio que otro más experto hubiera comprendido que tenía poco de femenino y sí algo de siniestro .

    El, a los varios meses del tratamiento, acabó cogiéndole cariño y revisando todos sus realistas razonamientos sobre el matrimonio. Ella debió leérselo en la mirada, porque redobló sus esfuerzos: le hizo un jersey y unos peucos de lana, le preparó callos a la madrileña y alabó inmoderadamente su inteligencia.

    El pobre miserable vive ahora entre gatos castrados, toma comida precocinada y no puede salir de casa sin hacer frente a los gravísimos ataques de celos de su costilla que, por cierto, cada vez se arregla menos, cada vez sonríe menos y cada vez habla más.

    Este no es el destino que quiere para él un sinvergüenza decente, pero, dada su actividad, es el que le ronda más a menudo: una espada de Damocles siempre a punto de caer sobre el pescuezo del interesado. Y sólo hay una forma de esquivar el hado: acumular el coraje suficiente para cortar a tiempo.

    Si hay llantos, pues nada, a mojarse en lágrimas con una sonrisa heroica. Si vuelan platos, a esquivar como un buen boxeador. Pero cortando.

    El método más eficaz está patentado desde hace siglos, precisamente por ser el más eficaz:

    El sinvergüenza, haciendo uso de sus conocimientos especializados, engaña a una nueva mujer y se la lleva a la casa que comparte con la otra. Una vez allí, con un preciso sentido del tiempo, deja que suceda lo que tiene que suceder justo a la hora en que la otra acostumbra a regresar.

    Puede darse el caso de que el sinvergüenza y su víctima vivan en casas separadas. La solución es la misma: darle una cita amorosa y dejarse sorprender como se explicaba antes. O dejarse ver por las amigas de la víctima con otra compañía. La ofendida mujer puede conformarse y retirarse por el foro, pero, más habitualmente, pedirá explicaciones:
    -Me han dicho que te vieron aquí y allí y en este otro sitio con una fulana.
    Se coge aire y se responde:
    -Es tu substituta.
    Luego se pasan unos minutos difíciles o unas horas difíciles, según la vitalidad de la otra parte, y todo está consumado.
    Hay muchas variantes. Si uno tiene una voz clara y algo aflautada, la afina un poco más cuando llama por teléfono la interesada:
    -¿Fulanito? -dice- Sí, ahora se pone. ¡Amooor!
    Y luego, cara a cara, negarlo todo con la verdad por delante: a esa hora yo estaba solo en casa.
    Tampoco es desconocida la variante del anónimo. Es mejor hacerlo recortando y pegando letras multicolores de los anuncios de las revistas del corazón: afecta más a la sensibilidad femenina.
    Su amigo se entiende con otra.
    Treinta o cuarenta suelen dar buenos efectos.
    Pero se ha de ser tajante. Nada de blandenguerías y de dejarse convencer. De lo contrario el sinvergüenza puede acabar como Bernardo:
    Cansado ya de la aventura e instruido sobre la forma de ponerle fin, buscó a una sustituta, usando para ello sus métodos habituales. Algún tiempo después había completado la primera fase del desenganche.
    La segunda, era ser sorprendido y afrontarlo todo con entereza. Sin descuidar detalle y sabiendo que la primera iba a estar merendando en una cafetería con unas compañeras de trabajo, pasó tres veces por delante de las cristaleras con la segunda debajo del brazo. Acaramelados, prácticamente soldados el uno al otro.
    -Amor. -le dijo la primera cuando se volvieron a ver a solas.
    -¿Eh? -se sorprendió Bernardo, que estaba preparado para el chaparrón pero no para el cariño.
    -Hoy, cuando veía a mis amigas solas o con problemas con sus parejas, me he dado cuenta de que te quiero muchísimo.
    -¿Eh? -volvió a decir Bernardo mientras la mujer se le echaba encima.

    Ni una palabra de la otra. Un sinvergüenza más cándido hubiera pensado que sus paseos por delante de la cafetería no habían sido percibidos, pero bien claro estaba el cambio de actitud de la mujer: por una u otra razón (quizá una hormona que se hubiera metido por un conducto prohibido) a la primera le parecía excitante el hecho de compartir a Bernardo. Una especie de lucha de encantos con la otra(les chifla disputar novios) .

    Así era: disfrutaba pensando que el hombre las comparaba a ambas y, cuando estaba a solas, se imaginaba ser las dos. Una de esas complicaciones psicológicas que todo sinvergüenza acaba experimentando.

    Bueno, pues Bernardo no supo ser tajante. Le hubiera bastando con decir ¿es que no me viste? Adiós. Pero también a él le resultó agradable ejercer de polígamo autorizado. Saber que ella sabía le producía una protectora sensación de impunidad.

    Total: un día la primera encontró a un sustituto y, según costumbre femenina, le dió la patada sin ninguna contemplación. Y Bernardo que, atendiendo a dos señoras a la vez, había perdido reflejos, se volvió demasiado solícito con la segunda. Esta, a su vez, se cansó de un sinvergüenza que se portaba como un marido y le dió puerta .

    Cosas como esta pasan cuando el sinvergüenza vacila en cumplir con su deber. Los líos han de ser necesariamente cortos para que las despedidas sean cómodas y asépticas. Cuando se decide romper, hay que hacerlo en el acto y con pulso de cirujano .

    E. Libre, por ejemplo, había caído en poder de una mística. Era moderna, pero muy buena chica. Como tantas desorientadas, creía que el sexo ya no tenía que ver con la decencia y Eduardo no tuvo interés en desengañarla. Salvo ser tolerante de la cintura para abajo, era moralista; una persona repleta de religión acomodaticia y de profundas meditaciones sobre la vida eterna y levitaciones de Santa Teresa .

    No llegaba a preguntarle a Eduardo Libre ni adónde vamos ni de dónde venimos, pero se notaba que lo pensaba. Además, entre pensamiento elevado y elevado pensamiento, conseguía ser metódica y ordenada: cuadriculada. Cada cosa a su hora y en su sitio.
    Eduardo se citó con ella a la puerta de su trabajo:
    -Pasaré a recogerte -le dijo- cuando salgas.

    Llegó media hora después y allí estaba ella, tiesa como un palo, lanzando al mundo una mirada que dejaba en ridículo a cualquier rayo láser. Libre, sin bajarse del coche, le silbó.

    -¿Cómo te atreves a llegar tan tarde, como si no hubiese pasado nada?
    -No es para tanto, mujer. Cinco minutos.
    -¡Cinco minutos! -tronó ella.- ¡Cinco minutos!
    -No te pongas así.
    -Me pongo como quiero. Y, si no te gusta, ya sabes.

    Seguramente habló sin pensar, porque no tenía sustituto, pero no soportaba la impuntualidad,eso para ella era la peor de las traiciones. Eduardo, que lo sabía, había provocado el incidente para ver si decía aquello mismo:
    -Y, si no te gusta, ya sabes.
    -Lo siento mucho. -respondió mi amigo con cara de haber recibido un golpe bajo en sus sentimientos. Y puso en marcha el coche para nunca más volver, resonando en su cerebro la última frase que él le dirigió:- Nunca pensé que me echarías así.

    ¡Qué espíritu selecto! No le tembló el pulso. En cuanto a la conciencia, se la llevó de copas aquella misma noche y ambos, la conciencia y él, le declararon su amor a una camarera que les preguntó: -¿No será mucho ya? .
    Y tardó en olvidarla(a la camarera) 19 dias y 500 noches .

    En el siguiente post..el más dificil todavía señores, hay sinvergüenzas que se fijan metas muy difíciles( por puro morbo y vicio?), como el ligarse a una feminista adoctrinada…pasen y vean .

  48. The piper Says:

    A pesar del consejo de ni tocar a feministas y políticas, no es menos cierto que un buen número de sinvergüenzas sienten atracción por las mujeres comprometidas: es como el que siente la peligrosa llamada de los abismos y acantilados .

    Nuestra sociedad, constituida en democracia folclórica, ha generado en los últimos años un número incontable de mujeres así y es justo que el aprendiz disponga, al menos, de una referencia. Con todo, no olvide jamás que hay que huir de ellas como del inspector de Hacienda y sólo usarlas en casos desesperados.

    Los tiempos, malos siempre para el hombre, empiezan a serlo también para la mujer. Moisés, sobre cuya inteligencia no nos caben dudas, explicó a las claras cuál era el castigo por el pecado: el hombre tendría que ganarse el pan con el sudor de la frente, al menos hasta que se inventara la bolsa. La mujer, pariría con dolor hasta la llegada de la anestesia y la epidural (salvo las tatuadas).

    Pero es que ahora a la mujer, además de parir, también la hacen trabajar. La sindican en cuanto se descuida. La llevan a las manifestaciones a recibir palos de la policía y, en muchos lugares ya, la usan como soldado hasta que le pegan un tiro.

    No extraña que los explotadores de profesión hayan decidido incluir en sus actividades a la media humanidad que les faltaba, pero sorprende que algunas mujeres consideren deseable esta situación: además del castigo bíblico propio, quieren pasar por el que les cayó a los hombres. Y, encima, en modo alguno comprenden que sea un castigo, una situación nada deseable. Como si fueran calvinistas se portan, convencidas de que el trabajo enriquece. Los hombres, más entrenados, sabemos de antiguo que sólo es posible enriquecerse haciendo trabajar a los demás para tí .

    En fin: ¿cómo aproximarse a una mujer así? ¿Y cómo aguantarse las ganas de revelarle la dura realidad de la vida? Dada la naturaleza de sus ideas, estas mujeres disponen de menos imaginación que las restantes. Su visión es en dos colores: blanco o negro; sí o no. Y sus costumbres, más parecidas a las del varón: les aburre el coqueteo y el juego del cortejo, o lo consideran humillante, que es peor.

    La primera medida es decirles que sí. Sí al feminismo, por ejemplo. Sí a su idea política. Si es preciso, ser mucho más radical que ellas: que haya mujeres obispo y papisas, aunque no crean en Dios; que haya mujeres donantes de semen, aunque sea preciso embarcarlas en un complicado transplante; que los hombres paran también.Conseguir un falso certificado médico,donde conste que han sido operadas de próstata. Cosas así. No importa lo imposibles que parezcan: les gusta.

    Con las politizadas hay que tener en cuenta un riesgo añadido: detrás de una mujer politizada a menudo se esconde un hombre. Ellas, o toman su color y sus ideas por amor, o las contrarias, por despecho. Pero hay un hombre y hay que estar atento a su aparición, por si es de mayor tamaño que nosotros,que a veces por el rollo multiculti,se podría aparecer un negraco de la NBA.

    Una vez trabados los primeros contactos, se impone usar el método directo. Se puede, quizá, argumentar sobre lo que opinaba el viejo Marx sobre el amor libre. Se puede insistir en preguntarse y cuestionar por qué la caza del compañero sexual debe corresponder sólo al varón y si insiste en pagar la cuenta del restaurante,pues tampoco hay que ser cruel y quitarle esa ilusión .

    Pero, ojo: las mujeres normales, o casi, saben tanto como nosotros, los sinvergüenzas. Es decir, que son muy capaces de fingirse politizadas por tal de aproximarse al macho alfa con señas de político triunfador .

    Moraleja: sal de caza si te apetece,pero con la suficiente munición,para no convertirte en el cazador cazado.Si en el fondo así lo deseas pues sarna con gusto no pica .

  49. Punisher Says:

    Bah, tanto los pagafantas como los sinverguenzas son la antitesis mia, seran muy diferentes entre ellos, pero lo son mucho mas de mi, un hombre que solo se ama a si mismo y ni se le cruza por la cabeza invertir tanto de su valioso tiempo en mujeres, porque en su escala de prioridades primero esta el, y todo lo que tenga que ver con el, despues las mujeres. Las mujeres para el son muy apetitosas, le gustan mucho, pero tambien es cierto que estar en la cama con una bella perra en celo no le es muy diferente a comerse un rico asado de buena carne y preparado por un buen asador. Osea este hombre es el centro de su propio mundo, y todo lo demas no son mas que objetos con los que interactuara dependiendo de la calidad e inmediatez d eplacer que le daran.

  50. Manuel Illo Says:

    Bajo mi punto de vista, tanto el pagafantas como el mujeriego, pueden resultar ser víctimas de “Daños Colaterales” derivados de su relación con sus apreciadas féminas,todo en pro de obtener resultados apetecibles. Impulsados por su afán de sumisión en un caso o de depredación en el otro .
    Es algo similar a las coces y cornadas que reciben los leones,durante la caza de un búfalo en paisajes sabanísticos .
    Podría llegar el caso de que sin buscarlo,se vieran convertidos en cobayas de las aficiones,experimentos y aprendizajes de sus pretendidas princesas,viéndose aquejados con dolores de espalda y riñonera debidos a las dotes fisioterapeutas de la dama. Gastritis crónica semiaguda derivada de los cursillos de “chef de cocina” a distancia. Laceraciones de la trompa de eustaquio,yunque,martillo,etc. asumiendo ella el papel de primera soprano en toda obra verdiana y él como único y entregado expectador. Punzantes agujetas musculares,propiciadas por una intensa sesión de fitnnes casero.Molestas alergias otorgadas por la querida mascota de ella,que él dice adorar,pero entre dientes y con la boca pequeña.Tour de Francia en ciclostatic,et.,etc…
    Ser exhibido para envidia de amigas y rabia de algún”ex” .
    Un sinfín de proyectos y rezando para que ninguna sea hiperactiva para menor complicación, porque imagínate que a una le dé por aficiones pugilísticas……
    Pues eso, que les sea leve .

  51. Giovani Says:

    @ Manuel Illo
    En las supuestas situaciones que expones;deberia figurar la del agarrotamiento muscular y de tendones,severa lumbalgia y sintomas de hipotermia causados por posar de modelo para El Discobolo.
    Esto le paso a un amigo mio con su novia que era estudiante de bellas artes.

  52. GenioMaligno Says:

    Pagafantas Pagafantas…..

    Dices que no te comportas como ellos, pero si la deseas y eres tan feo dime cómo no lo eres…

    No creo en la amistad con las chicas, así lo digo en mi blog.

    Espero que la graves en video para colgarlo en internet.

    saludos

  53. eurelio Says:

    Bien… y cuando te despertaste de este sueño pajero?

  54. Retro Junkie Says:

    Tio, Pagafantas, tanto yo como todo el equipo de nuestro blog de videojuegos (pincha en mi nick y echale un ojo) somos FANS de tus historias. De hecho, ahora estamos de obras con el diseño, pero tu mejor que nadie sabe que el contenido es lo que importa. En cuanto terminemos las obras te linkamos, y esperamos que tu hagas lo mismo. Por unas relaciones cordiales entre Pagafantas y Game Junkyard. Saludos crack.

  55. pagafantas Says:

    Siento el retraso chicos, pero estoy teniendo unos problemillas en casa que me han impedido dedicarme al blog como hubiera querido. Espero actualizarlo hoy o mañana si no hay ningún problema.

    Quiero daros las gracias a todos por participar en el blog para decir lo que pensáis acerca de todo. Me ha gustado mucho los comentarios de @Piper y me gustaría que incluso los comentarios llegasen a tomar mas protagonismo que el propio blog, haciendo de esta pagina parte de todos los que participáis.

    Un beso para ellos y un abrazote para ellos 🙂


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: